Saturday, November 16, 2013

Review del libro "X e Y" de Jared Diamond

por Leo Partuzza Fariña

Nunca pensé que vos, Jared, ibas a incurrir en semejante error. Se que no sos de los que fallan a la hora de distinguir lo importante de lo que no lo es. Vos te fuiste a Nueva Guinea a aprender. Vos sabés lo que vale un buen argumento, una buena teoría. Vos te bancaste a esos nativos, por llamarlos de alguna manera, para encontrar una verdad profunda. Vos escribiste quizás el libro de ciencia divulgativa más trascendental de la historia.

Y sin embargo, fallaste miserablemente. Te equivocaste como un amateur. Como quien escribe su primer libro. Como quien es obligado por una editorial malévola a ir contra sus propias ideas, contra su propio arte, contra su propia inteligencia.

¿Cómo es posible, Jared querido, que habiendo descubierto lo que nadie titulaste con lo que todos saben? ¿Qué estabas pensando, Jared? ¿Qué extraña voz interior te sopló al oído semejante engendro? Es como si Newton después de descubrir la gravedad publicara “The Apple”. O si Smith, tras capturar la esencia de la mano invisible y ejemplificarla con la fábrica de alfileres, hubiese escrito “Juan y pinchame se fueron al rio”. O como si Darwin, inspirado en la selección natural tras su viaje con el Beagle, apareciera después con un “De Ushuaia a Galápagos: una bocha de bichos” (ok, “El origen de las especies” también es un titulo pésimo. La teoría de la evolución no es ni sobre el origen de la vida, ni sobre la evolución de las especies, pero igual algo que ver tiene). 

Sabelo, Jared. Titulaste tu mas grande obra con un nombre estúpido, recursivo, irrelevante. Peor aún, tu teoría se paso a llamar como ese titulo erróneo: GGS Guns, Germs and Steel. Para empezar, son tres teorías, no una. Imaginate si Marx hubiese titulado: “Capital, mercancía, plusvalía absoluta y relativa, lucha de clases, superestructura, explotación y mafias en el mundo moderno”. Una garcha, una maldita garcha. Para colmo de males, los guns y los steels (a diferencia de los guns y los roses) están relacionados. El steel sirve para hacer los guns. Así que ahí te sobra una palabra. Para completar tu engendro, lo de los gérmenes medio que ya se sabia, así que con eso tampoco es que aportaste mucho.

Por supuesto, no estaría tan enojado con vos, Jared, si tu libro no tuviera adentro una idea genial. Me quedo corto, tiene la mejor teoría que he leído en mi vida, sacando la evolución. (De paso, leí por ahí que había una discusión sobre quien fue mas grande, Darwin o Marx. No hay comparación posible, Marx es resultado del contexto, no de la naturaleza. Si hay vida inteligente en otros planetas, sólo algunos tendrías marxes, pero todos tendrían darwines). Jared, tu descubrimiento no es que con guns, germs and steel cien europeos malolientes liquidaron a millones de nativos. Eso no explica nada, porque la pregunta que sigue es por qué tenían gunes y steeles. Las explicaciones buenas son las justificaciones últimas, las profundas, las del principio de los tiempos. Las metateorías. Una metateoría no es una teoría gauchesca, sino la madre de las teorías, la causa inicial relevante, el huevo de la serpiente del conocimiento.

Jared, seamos claros: descubriste que Europa llegó a América y no al revés porque el continente europeo es horizontal y el americano vertical. En uno se mantiene el clima y en el otro no. Movete en Eurasia y vas a progresar. Movete en América y cagaste fruta. Tu teoría no es GGS, es XY, tarado. Los ejes de los continentes son una verdad simple, clara y definitoria. No puede ser que no la hayas visto. Son de esas metateorías que si finalmente no se prueban ciertas, deberían serlo, por respeto al que se le ocurrió. Te hiciste la pregunta correcta, Jared, y tu titulo la contestó mal. Tu trivia “guns, germs or steel?” tiene todas las respuestas incorrectas. Sos el genio más desperdiciado de la historia, publicitando lo peor de tu libro y ocultando lo mejor. Obligaste a la gente a leer tu libro para respetarte, y son 800 páginas y unos cuantos dólares.

Ni siquiera los 200en40, que son gente de bien y leen que te leen, te hicieron una reseña. Te ignoraron Jared. Pasaron de largo la idea más brillante que da respuesta al tema más complejo. Y ahora me calenté (sí, todavía mas) y pienso que la teoría de la evolución estará muy bien, pero no es tan genial porque no puede no ser cierta. El mérito de Darwin fue darse cuenta antes, pero tarde o temprano alguien la iba a descubrir. La metateoría XY, no necesariamente alguien la iba a descubrir. Y vos la tiraste a la basura, la minimizaste, la ocultaste. No la quisiste share, Jared. Y eso no se perdona.

Bue, te perdono igual.

10 comments:

  1. Mi teoría (gauchesca) es que ese título incomprensible fue elegido el don de la editorial, que no se le animó a las 800 páginas, leyó los títulos de los capítulos, y creyó que la mano venía por ahí.

    Soy fanático de Jared. Me niego a admitir tu falibilidad.

    ReplyDelete
  2. Qué tono tan frontal Fariña!! Qué metareseña!!

    Sospecho que los 200en40 no ignoraron a Jared. Es solo que están un poco tapados por el 2013. Gracias por romper el laaargo silencio

    ReplyDelete
  3. Yo leí la mitad del libro y no me animé a lo del compañero Partuzza: me parecía que lo mío sólo era de buen lector, no de buen crítico, pese a que me acordé mucho de un libro de Todorov (La Conquista de América, La teoría del Otro) que me pareció muchísimo más interesante al respecto de por qué Cortés resultó más efectivo con 500 que Cuauhtémoc con millones. Pero como las ciencias duras hoy están muy mejor vistas que las sociales me pareció que no daba.
    Más allá de eso, como buen lector puedo decir que Jared se enreda demás, y eso habla de una floja prosa, la que, a su vez, suele hablar de una floja conceptualización de los asuntos que se tratan. De hecho el libro decae (al menos hasta la mitad que llegué) luego de unas primeras páginas que prometen un viaje digno de 200 mil en 40.
    Igual el ritmo se mantiene, y luego de casi diez libros es de esperar que no decaiga.
    Gracias nuevamente al compañero Partuzza, que al menos nos dio a algunos ánimo para animarnos.

    ReplyDelete
  4. Me encantó la reseña. Sos un crack, Fariña!

    Ahora necesitaría alguien que nos explique porqué no "pegó" la idea siendo tan sencilla y poderosa. Yo estoy haciendo mi tarea hormiga de divulgación en paralelo.

    Pamela

    ReplyDelete
  5. Piedad para los que no leemos en ingles mas libros en castellano,gracias

    ReplyDelete
  6. A Jared le faltó un Eddington, como el que tuvo Einstein. No para probar parte de su teoría, sino para venderla.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Arthur_Eddington
    http://francisthemulenews.wordpress.com/2009/09/15/eddington-contribuyo-mas-al-exito-de-la-relatividad-general-que-einstein/
    El libro se tradujo a más de 30 idiomas, fue best seller internacional y se ganó un Pulitzer, pero preguntás por qué cien europeos malolientes liquidaron a millones de nativos y la respuesta es : GGS. Las causas inmediatas fueron al título, formaron parte del marketing editorial equivocado y sonamos, chau causas últimas y chau teoría revolucionaria.
    Gran reseña, LPF! Sos el Eddington que Jared necesita.

    ReplyDelete
  7. CALMATE PARTUZZA POR EL AMOR DE LAS ABSCISAS Y ORDENADAS.
    EH
    que te mando la ambulancia psiquiátrica ya mismo.
    jajajajajajaja
    jajajajajajaj
    me hiciste reír mucho, sobre todo con
    "O como si Darwin, inspirado en la selección natural tras su viaje con el Beagle, apareciera después con un “De Ushuaia a Galápagos: una bocha de bichos” "
    "si Marx hubiese titulado: “Capital, mercancía, plusvalía absoluta y relativa, lucha de clases, superestructura, explotación y mafias en el mundo moderno”. Una garcha, una maldita garcha."
    "Tu teoría no es GGS, es XY, tarado."
    y la mejor de todas:
    "Son de esas metateorías que si finalmente no se prueban ciertas, deberían serlo, por respeto al que se le ocurrió".
    Muy bueno. Cuando quieras hacemos una payada para bardearlo a Jared y sus penes colosales y títulos distraídos.
    Saludos a Magalí

    ReplyDelete
    Replies
    1. Un rivotril, un rato con Magali, y ya me siento mejor. Si, ahora recuerdo que vos tambien jaredbardeaste en un post. Es mas divertido que pelearse con la que me hacia las milanesas en cueros
      LPF

      Delete
  8. Mi primer acercamiento al blog y a su propuesta, que me parece fantástica, aunque algo inviable para mí debido a mis limitaciones intelectuales (quod natura non dat...) y lingüisticas (no manejo muy bien el inglés). Me contentaré con seguirlos mediante el blog.

    Una pregunta y una recomendación: ¿Alguien leyó al genetista inglés C.D. Darlington, "La evolución del hombre y de la sociedad"? Aunque en una mala traducción española de los 70, devoré el libro (nada que ver con la dieta paleolítica).

    El autor analiza la historia de las civilizaciones a través de la genética, concretamente a través de la administración de la endogamia/exogamia por parte de las sociedades.

    Sostiene que hasta la época contemporánea el entrecruzamiento genético ocurría principalamente entre los pueblos que estaban a la misma altura respecto del nivel del mar (era difícil subir y bajar).

    Es curioso el análisis que efectúa el autor de las razas que luego se convierten en clases sociales. Analiza en particular la raza germana que, convertida en una clase social, dominó Europa y medio mundo a través de la realeza y nobleza europeas.

    Es apasionante también en análisis de las reglas bíblicas acerca de los ritos y tabúes alimentarios (quienes no comen juntos no se aparean juntos, dicen Darlington) que junto con la circuncisión armaron el esquema endogámico más largo y exitoso de la humanidad.

    Es imperdible también el análisis de las clases sacerdotales como forma de organizar y hacer productiva (genéticamente) la homosexualidad: los sacerdotes, excluidos (natural o voluntariamente) de la competencia sexual, estuvieron en condiciones de organizar genéticamente al resto, principalmente a la raza/clase social dominante, llevándola al éxito o al fracaso. Como ejemplo de elecciones desastrosas de organización genética da el ejemplo de la poligamia entre los sultanes otomanos. Como organización exitosa: la impuesta por la Iglesia hasta la Reforma protestante. Destaca que las estrictísimas reglas del incesto impuestas por la Iglesia a la realeza (al punto que algunos se vieron obligados a casarse con mujeres pertenecientes a la realeza de otras civilizaciones) permitieron que ésta se fortaleciera. Cuando estas reglas decayeron (luego de la Reforma los católicos no podían casarse con los protestantes y comenzaron a casarse entre primos cercanos, ejemplo Felipe II de España) vino la decadencia de esa raza/clase social.

    Me gustaría saber sus opiniones de este libro que todavía se consigue en formato papel en Mercado Libre.

    Saludos
    Alf

    ReplyDelete
  9. Este Fariña es un groso... :)

    Con amplia demora acabo de terminar este libro increible! Lamento no disponer de más tiempo para seguirles el ritmo pero uno debe parar la olla en este mundo cruel. Me pregunto como se la ingenia Leo para hacer la tarea con tanta parranda.

    Ahora bien, simplemente quería postularme para integrar el fans' club de Jared ;) Además de lo ya dicho, dos cuestiones me han resultado especialmente reveladoras: el análisis de los orígenes del alfabeto fonético (ah... estos Sumerios, qué bien la hicieron!) y el rastreo de las familias lingüísticas, más allá de ciertas obviedades chomskianas...

    Y por lo demás... sigo apostando al proyecto... tenganmé un poquito de paciencia!

    ReplyDelete