Wednesday, July 17, 2013

DANCE OF THE TIGER, COMING SOON!

Pasión. Venganza. Romance. Lucha por la supervivencia. 
Solidaridad. Valentía. Misterios ancestrales. Encuentros. 
Humanidad. Talento. Destino.
Unos sobrevivirán. Los Otros desaparecerán en la trama del tiempo.
La Danza del Tigre
Próximamente en esta sala.

por: Graciera Caldiero

Acabo de terminar “La Danza del Tigre”, sin duda un auténtico culebrón paleolítico al que no le falta nada: romances con ascensos sociales, destinos cruzados, un auténtico villano, buenos re-buenos y malos re-malos, un atractivo héroe con talento artístico y como si fuera poco ¡gemelos! Sí, sin duda la novela da perfectamente para guión de Hollywood... ¿o ya existe la película y yo no estoy enterada? No me extrañaría... el guión está pintado... :-)

Pero más allá de la trama, bastante contemporánea y un poquitín predecible para una consumidora entrenada en culebrones, dos ideas me resultaron muy interesantes y en efecto, deben ser las más importantes, porque Kurtén, las explicita en su nota final:

  • Que la agresividad estética de los neandertales podría ser sólo una apariencia, mientras que el aspecto inocente de los humanos, con sus amplias e infantiles frentes, podría ser un arma letal... bueno, si no letal, al menos bastante traicionera. Acá no sé si suscribir al complejo de culpa o qué... pero que la idea es conmovedora, ni hablar.
  • Y finalmente, el modelo de extinción: el complejo de inferioridad de los neandertales respecto de “nosotros”, sumado a las interacciones entre una sociedad matriarcal (la de los neandertales) y una patriarcal (la “nuestra”), especulando con que mayores o menores diferencias físicas entre los sexos promueve diferentes tipos organización social, traería como consecuencia que más mujeres neandertales tuvieran con mayor frecuencia hijos híbridos... y como los híbridos serían probablemente estériles, los neandertales acabarían reduciendo su número progresivamente.

En síntesis, 50% evidencias y 50% especulación. En cualquier caso, debo decir que me divertí imaginado aquel tiempo remoto en donde se produjo el encuentro entre sapiens y neandertales. Por momentos me hizo recordar la saga “Rama” de Clarke cuando los humanos interactúan con la avanzada civilización de las octoarañas... bueno, Gould se vé que pensó lo mismo porque lo dice bien claro en el prólogo cuando comenta que esos encuentros fantásticos que los novelistas imaginan en lejanos sistemas estelares ocurrieron de veras en el nuestro... y sí, lo admito, con ese arranque tan sugestivo, le compré todas sus hipótesis.

6 comments:

  1. También compré todas -o casi todas- sus hipótesis. Disfruté muchísimo con la primera parte. Me atrapó el relato de la persecución de los mamuts, la tensión de que algo está por suceder y los cazados terminan siendo ellos. Y, por contraste, cuánta ternura la aldea de Veyde!!
    La segunda y la tercera, demasiado culebrón. Igual, el resultado final me interesó. Quizás porque la leí en la clave de los consejos a los lectores que da el mismo autor: es la novela que después de una vida dedicada a la Paleontología necesitó escribir para decir lo que no podía sostener desde la ciencia.
    También me enganchó descifrar el acertijo de descubrir el modelo de extinción de los neandertales. Que, según el autor, se hubieran extinguido aún en la convivencia más pacífica con los humanos modernos. La esterilidad de los híbridos resulta bastante evidente en la trama. La influencia del complejo de inferioridad me pareció interesante por la complejidad que encierra el hecho de que seamos seres simbólicos. Cuánto poder tiene sobre nosotros la manera en que nos vemos y vemos a los demás.
    De todas formas, si bien no incluye en su modelo la posibilidad del exterminio, la esclavitud, el abuso y la explotación, en cambio sí lo desarrolla, y bastante, en su relato.
    Haciendo un combo con el video de la BBC, Oppenheimer y la novela, quizás los humanos modernos no exterminaron a los Neandertales, pero los acorralaron en los extremos. Y al menos según la evidencia presente, no hay rastros de ellos en nuestros ADN.
    Me encantó la frase de Kurten: Tendremos pecados originales, pero sin dudas tenemos virtudes originales.

    ReplyDelete
  2. No hay dudas de que hubo cruzamiento y, aunque en un pequeño porcentaje, tenemos herencia neandertal: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/05/06/ciencia/1273143611.html.

    ReplyDelete
  3. Me quedo con El Clan del Oso Cavernario de Jean Auel. Es menos culebrón y los descripciones de escenas de caza, domesticación de animales, costumbres de los clanes son mucho más detalladas. Otra diferencia es la cultura neardental, Jean Auel los describe patriarcales, memoriosos, muy apegados a tradiciones, espiritualistas, reacios a los cambios. A favor de la danza del tigre es que es mucho más corto. El Clan son 5 ladrillos, de los cuales solo leí 3. Voy a tratar de leer los otros dos para ver si la autora arriesga una hipotesis del por qué de la extinción de nuestros primos cejijuntos (o sejijuntos?). Me gusto la descripción de los efectos de la domesticación del Caribú: sociedades sedentarias, fortificacdas, estratificadas, cambio del habitat por excesivo pastoreo, explotados y explotadores, artistas full time.
    Sorpresa! Mi hijo tiene en el colegio un semestre de Antropología! Se quiere matar, me tiene que escuchar todo el día hablando del tercer chimpancé, los primos africanos que cruzaron por Arabia, y los parientes lejanos medio degeneraditos, los bonobos.

    ReplyDelete
  4. Ja ja... apuesto a que la parte de los bonobos va a tener record de asistencia.

    Buen dato, agendo tu opinión sobre "El Clan del Oso" para futuras lecturas. Gracias!

    Gra

    ReplyDelete
  5. Hola! Qué tal?
    Graciela: gracias por la reseña, muy linda y balanceada. Y a los demás, gracias también por los comentarios! Este libro me lo tuve que saltear porque anduve con muchas cosas, así que buenísimo poder chusmear un poco a través de ustedes. Acabo de bajar After the Ice...vamos a ver qué nos cuenta Mithen. Saludos!

    ReplyDelete